Turbo Motor se incorpora a la empresa de reacindicionamiento danesa Borg Automotive.

El remanufacturador de automóviles independiente más grande de Europa compra un especialista español en turbocompresores.

La empresa de reacondicionamiento danesa Borg Automotive ha adquirido la empresa española de turbocompresores Turbo Motor Inyección S.L., incorporando el reacondicionamiento de turbocompresores a su cartera de negocio. Con la adquisición, Borg Automotive refuerza su presencia en los importantes mercados del sur de Europa y consolida su posición como el mayor productor independiente de piezas de automóvil remanufacturadas en Europa.

 

Borg Automotive, propiedad del conglomerado industrial danés Schouw & Co., acaba de anunciar que adquirirá Turbo Motor Inyección (TMI), un remanufacturador español de turbocompresores. TMI, con sede en la española Pamplona, generó unos ingresos de 105 millones de coronas danesas el año pasado, obteniendo un beneficio de 12 millones de coronas danesas. TMI tiene una plantilla de unos 135 empleados y es una de las empresas europeas líderes en el mercado de remanufacturación de turbocompresores de automoción:
“Borg Automotive tiene una estrategia de crecimiento clara y ambiciosa que se basa tanto en el crecimiento orgánico como en las adquisiciones y, durante los últimos años hemos trabajado en varios casos de adquisición específicos”, explica el CEO Kim Kruse Andersen de Borg Automotive. Con la adquisición de TMI, ahora damos el primer gran paso en esta estrategia. TMI es una empresa familiar saludable y bien administrada que se especializa en la refabricación de turbocompresores para automóviles”, continua.
El mercado de repuestos para automóviles se encuentra actualmente en un proceso de consolidación, lo que dificulta las cosas para las empresas medianas. Debido a las condiciones del mercado, TMI tuvo que elegir entre expandir su propio negocio o ser incluido en un grupo más grande como Borg Automotive. TMI decidió unirse a Borg Automotive, principalmente por su buena reputación:
“Mi familia y yo estamos muy felices de unirnos a Borg Automotive. Hemos estado en contacto durante un período prolongado y creemos que TMI tendrá las mejores condiciones para un crecimiento continuo con Borg Automotive. Personalmente, también me complace que mis dos hijos sigan formando parte de la empresa. Estoy seguro de que seguirán comprometidos con la empresa y ayudarán a desarrollar su potencial”, dice el fundador y presidente de TMI, Jesús Lizarraga.
Se espera que la adquisición finalice durante el cuarto trimestre de 2020. Después de la adquisición, Borg Automotive empleará a 1.500 personas y tendrá plantas de producción en Polonia, Inglaterra y España, así como oficinas de ventas en Dinamarca y Bélgica.

 

Un nuevo producto

Con la adquisición, Borg Automotive agrega un producto de alto crecimiento a su cartera de negocios:
“La flota automovilística europea combinada consta de unos 280 millones de vehículos. Aproximadamente, 140 millones de estos vehículos tienen uno o varios turbocompresores, y consideramos que este número crecerá entre un 9 y un 10 por ciento anual. Esto se debe al hecho de que, en la actualidad, la mayoría de los vehículos se producen con motores más pequeños y con mayor eficiencia energética. Los fabricantes de automóviles utilizan turbocompresores para compensar el efecto reducido de los motores más pequeños”, explica Kim Kruse Andersen.
Borg Automotive vende sus productos bajo tres marcas diferentes: la marca internacional, Lucas, así como las marcas propias de la empresa, Elstock y DRI. TMI también es un distribuidor certificado de repuestos para automóviles Lucas. Según Kim Kruse Andersen, tanto los clientes nuevos como los existentes se beneficiarán de que TMI ya distribuya una marca de renombre. También es importante para Borg Automotive ampliar su presencia en los importantes mercados del sur de Europa.
En la actualidad, TMI remanufactura 65.000 turbocompresores al año y actualmente tiene la capacidad de producir 140.000 unidades al año.

Primer paso en una ambiciosa estrategia de crecimiento

Schouw & Co. ve un gran potencial en Borg Automotive y la reciente expansión de la cartera de la empresa. Schouw & Co. adquirió Borg Automotive hace tres años, y el conglomerado industrial danés considera que el crecimiento a través de adquisiciones es una de sus fortalezas clave:
“Borg Automotive es líder en un mercado atractivo y sostenible a largo plazo. En términos de economía circular, la industria automotriz está muy por delante en varias áreas, y Borg Automotive tiene una posición de liderazgo en todos los mercados europeos en los que participa la compañía”, dice el CEO Jens Bjerg Sørensen en Schouw & Co. y agrega: “como propietario activo, tenemos la obligación de respaldar el próspero crecimiento que Borg Automotive ha experimentado en los últimos años. Nuestro objetivo es aumentar tanto el tamaño como el alcance y continuaremos trabajando para llevar a Borg Automotive al siguiente nivel. La adquisición de TMI es el primer paso, pero no nos detendremos aquí. Nuestra ambición es continuar el desarrollo del mayor productor independiente de repuestos para automóviles remanufacturados en Europa, y tenemos la determinación y la solidez financiera para lograr esta ambición”.
Debido a las regulaciones estándar, se espera que la adquisición de TMI se finalice por primera vez durante el cuarto trimestre de 2020 y, por lo tanto, las expectativas para el año financiero 2020 no se verán afectadas significativamente. Borg Automotive espera unos ingresos de unos 850 millones de coronas danesas, así como un beneficio (EBITDA) en el rango de los 75-85 millones de coronas danesas.

Acerca de la remanufacturación en Borg Automotive

Todas las unidades de Borg Automotive pasan por un proceso de refabricación de seis pasos: primero, las unidades defectuosas se desmontan de los vehículos de desecho. Después de una clasificación preliminar, las unidades con potencial de refabricación se limpian y se tratan la superficie. Luego, las unidades limpiadas se inspeccionan cuidadosamente para determinar si están calificadas para fines de remanufacturación. Después de la limpieza y la inspección, comienza el proceso de remanufacturación para que las piezas cumplan con los estándares originales. Las piezas remanufacturadas se vuelven a montar de la misma forma que las piezas originales nuevas y, finalmente, se someten a una prueba de rendimiento y fiabilidad.
La refabricación ofrece muchos beneficios, incluida la funcionalidad, el rendimiento y el aspecto de las piezas de automóviles originales. Además de esto, la energía utilizada para la remanufactura se reduce hasta en un 85 por ciento en comparación con la fabricación de una pieza nueva, y el impacto ambiental del desguace también se reduce significativamente. Esto hace que la remanufacturación sea una parte importante de la economía circular.
Tanto Borg Automotive como TMI venden piezas refabricadas a través de una extensa red mayorista europea y directamente a los fabricantes OEM / OES.